Subirán el valor de las propiedades en dólares por la presión de créditos hipotecarios UVA??

Referentes del sector sostienen que la buena dinámica de 2017 se replicará este año. Esta tendencia alcista dependerá en gran medida de cómo evolucionen los préstamos indexados.

El sector -ahora expectante por la volatilidad del billete verde-, igualmente tiene como objetivo superar la performance lograda en 2017, un año positivo dado que se logró revertir un largo período marcado por la escasa y cara oferta de créditos hipotecarios.

Desde que asumió, el gobierno de Macri inició un proceso tendiente a dotar de mayor financiamiento a los interesados en adquirir una vivienda, que se fue materializando con los préstamos que indexan por UVA.

Esta, y otras ventajas, quedaron reflejadas en el total de escrituraciones. Al punto que el 2017 cerró con un alza del orden del 35% con respecto al año previo.

Consultados a importantes referentes del mercado inmobiliario para conocer sus perspectivas para 2018.

La respuesta es unánime: la tendencia positiva se mantendrá siempre y cuando los créditos que indexan por UVA sigan evolucionando a buen ritmo.

“El nivel de operaciones mejoró mucho el año pasado, sobre todo en el último trimestre. Entiendo que va a continuar así”, afirma Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de Buenos Aires (Cucicba).

Este sistema de financiamiento es clave, ya que de cada 10 transacciones que se presentan, seis están apalancadas por este tipo de préstamos.

El presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, también hace referencia a la importancia del crédito a varios años.

“En 2018 habrá más operaciones que en 2017, siempre que la actitud de los bancos privados sea como hasta ahora. Es decir, que apunten a seguir siendo protagonistas en el otorgamiento de préstamos”, dice el directivo.

En cuanto a qué ocurrirá con el precio de las propiedades, las opiniones son en general coincidentes: mostrarán una evolución bastante similar a la de 2017.

Para Pepe, el ritmo de las cotizaciones en 2018 no debería variar demasiado respecto del año previo.

“Los precios no van a bajar. Tanto el costo de la construcción como el de la tierra suben y esto se termina trasladando a los precios finales”, expresa D´Odorico.

Germán Gómez Picasso, director de Reporte Inmobiliario, coincide: “En 2018 los precios seguirán mostrando un comportamiento ascendente“. “Las propiedades registrarán una aumento en dólares que rondará entre el 13% y el 15%“, asegura Picasso

Hacer un comentario